VOLVIÓ A SONREIR

Hace 6 meses | Escrito por Genaro Vilte

El Glorioso se reencontró con el triunfo luego de imponerse por 2 a 0 en el clásico ante Juventud Antoniana en El Gigante.

Gimnasia llegaba a la tarde del domingo con la imperiosa necesidad de sumar de a tres para no escaparse de los puestos de clasificación. El rival de turno era el Antoniano, el cual se encontraba en la misma suerte que el Glorioso.

Además de ello, el encuentro tenía el agregado de la vuelta de Guido Milán al Gigante y del debut de Diego Cardozo (arrancó de titular) y Joel Martínez.

El partido arrancaba con una ligera superioridad del Glorioso. El Albo imponía condiciones en la primera parte del encuentro.

Pasaban los minutos y los visitantes empezaban emparejar el partido. Ahora era Juventud quién manejaba la pelota, pero la defensa Millonaria apaciguaba los intentos ofensivos.

Llegado el último cuarto del primer tiempo, el Santo tendría alguna que otra oportunidad que pudo generar peligro, pero las manos de Pipi Silva se replegaban los disparos.

Gimnasia tendría una clarísima en la primera mitad: Diego Cardozo estaba atento tras un pase profundo de Matías Birge, lo que lo dejaba mano a mano con el arquero antoniano, Gonzalo Gómez, quien salió ágilmente y logró ahogar el primer grito sagrado del Glorioso.

Sin más emociones, Nelson Sosa marcaba el final de los primeros 45 minutos.

En la segunda mitad Juventud tomaba las riendas del partido y era el que las más proponía. Gimnasia no lograba pasar la mitad del campo, pero la suerte estaba de nuestro lado y no le generaban mayores dificultades a la defensa comandada por Ivo Chaves.

El Albo sabía que tenía que sumar de a tres y cambiaba el chip; Cacho Sialle mandaba a la cancha a Joel Martínez y a Lionel Segovia. El objetivo estaba claro.

Gimnasia tendría una clarita de la mano del recién ingresado y debutante, Joel Martínez, quien tras un ataque ofensivo estrelló la redonda en el travesaño que da al Polideportivo del club.

Ahora era Gimnasia el que tenía las intenciones claras: de pelota parada, de pelotazo o como sea, la idea era atacar.

Llegado el minuto 35, tiro libre para el Glorioso a cargo de Mambrú Villarreal y testazo del debutante Joel Martínez para poner arriba al Albo. Delirio y desahogo total en el Gigante. Gimnasia se ponía arriba merecidamente.

El Millonario se imponía y los Albos se deleitaban el las tribunas. Ahora sólo quedaba aguantar el resultado.

Pasaban los minutos y el Millonario estaba atento, ninguna aproximación parecía cambiar la historia.

En el ocaso del partido aparecería ÉL: Juan Manuel Perillo, de cabeza y tras un buen centro de Lionel Segovia, marcaba y decretaba el 2 a 0 a favor del Albo. El encuentro ya estaba liquidado.

El árbitro, Nelson Sosa, pitaba el final del encuentro y las tribunas del Gigante se unían en un sólo puño en alto.

Gimnasia ganó de buena manera y así volvió a la zona de clasificación de la Zona 2 del Torneo Regional Amateur. En la Fecha N° 14 se enfrentará ante Boca Unidos en Corrientes.

Foto: Gentileza Realidad Deportiva 

mundo albogimnasia y tiroalbogytsaltaaplastaantoniano

Te puede interesar

Deja un comentario